Telemedicina, una herramienta que vino para quedarse

“La Telemedicina es una modalidad que vino para quedarse”, expresó la directora del Centro Provincial de Trastornos Alimentarios (CEPTA), Alejandra Caram, en el marco del distanciamiento social a causa de la pandemia que atraviesa la provincia.

Más de 2.000 pacientes están ingresados en el CEPTA. La nueva metodología permite a los profesionales de la salud realizar un trabajo de seguimiento, contención y apoyo psicológico a sus pacientes.

Ellos necesitan un apoyo permanente ya que esta situación afecta su estado emocional además del de salud. Por lo que tratamos de darles respuestas interactuando con ellos para contenerlos. Además nos organizamos para que su medicación les llegue al CAPS más cercano a sus domicilios o en el caso de pacientes críticos, a sus casas”, explicó Caram.

En tanto, la profesional indicó que su labor se adaptó a la nueva normalidad a través de la telemedicina y que continúan desarrollando los talleres, a través de la página de Facebook, tanto para niños como para adultos organizados por psicólogas y nutricionistas. En cuanto a las cirugías bariátricas de los pacientes que están en lista de espera, se están organizando para cuando los hospitales estén disponibles. “Debemos tener en cuenta que ellos pertenecen al grupo de riesgo, por lo que tratamos que se expongan los menos posible al virus”.

Por último, destacó la buena respuesta por parte de los pacientes a la telemedicina. “Es una modalidad de trabajo que vino para quedarse, más en personas que tienen mucha dificultad para movilizarse. Es una herramienta que incorporaremos en el seguimiento de nuestros pacientes”.

Be the first to comment on "Telemedicina, una herramienta que vino para quedarse"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*