Martes 8 de diciembre: Día de la Inmaculada Concepción de María

Desde 1854, cada 8 de diciembre se conmemora el Día de la Inmaculada Concepción de María. La importancia de esta fecha para los católicos es mucho más que centenaria y nace alrededor de siglo XIII.

Este martes 8 de diciembre se celebra el Día de la Inmaculada Concepción, una festividad especial para la Iglesia, el momento en el que el Ángel Gabriel se aparece a la Virgen María y le pregunta si está dispuesta a ser la madre del Salvador, a lo que la Virgen contestó: “Hágase en mi según tu palabra. Yo soy la esclava del Señor”.

Lo que se celebra es que la Virgen fue concebida sin pecado. Sus padres, que según la tradición se llamaban Joaquín y Ana, la concibieron sin pecado, a diferencia del resto, que en el momento de nuestro nacimiento caemos en el pecado original hasta que se produce el Bautismo.

La Virgen ni siquiera tuvo ese primer pecado por el don de su hijo, Jesucristo, que cuando aceptó el venir a la tierra para liberar a los hombres del pecado y de la muerte, pudo elegir a su madre, y eligió a la que mejor podía cumplir esa misión y la preservó del pecado original.

La Iglesia declaró el dogma de la Inmaculada Concepción en el año 1854. Fue bajo el pontificado de Pío IX qué firmó la bula Ineffabilis Deus. Años más tarde, en 1708, por orden del Papa Clemente XI se declaró “fiesta de guardar”.

Bien es cierto que, desde la Edad Media, ya se había defendido la figura de la Virgen. Por ejemplo, el monarca visigodo Wamba está reconocido en el XI Concilio de Toledo (año 675) con el título de “Defensor de la Purísima Concepción de María”.

Be the first to comment on "Martes 8 de diciembre: Día de la Inmaculada Concepción de María"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*