La instalación del Ejército en el ex Arsenal no avanzará

El director de nacional de Derechos Humanos y Derechos Internacional del Ministerio de Defensa de la Nación manifestó que por ahora no se avanzará en este proyecto que pretendía instalar al Ejército en el ex centro clandestino de detención y exterminio del NOA- Arsenal Miguel de Azcuénaga.

Tras las presentaciones de los organismos de derechos humanos rechazando la instalación del Ejército en el predio donde funcionó el centro clandestino de detención más importante del NOA, durante la última dictadura militar, se abrió un canal de diálogo entre organismos y Defensa, a cargo del director nacional de Derechos Humanos de la cartera, Eduardo Jozami.

Desde la cartera confirmaron a Pagina 12, que las posibilidades de que una guarnición del Ejército vuelva a instalarse en el ex Arsenal responden a pedidos de los gobiernos de Tucumán y Catamarca, que reclamaron contar con una representación de la fuerza cerca de sus territorios. “El predio es el único con el que cuenta el Estado para responder a ese pedido”, informaron desde Defensa, aunque aseguraron que no se hará nada que no sea consensuado con los organismos, así como “tampoco se tocará el espacio en donde funcionó el centro clandestino”.  

Organizaciones de derechos humanos del NOA realizaron la semana pasada diversas presentaciones ante el Ministro de Defensa Agustín Rossi y la Ministra de Justicia Marcela Losardo, rechazando la posibilidad de que tropas del ejército se asienten en el Ex Arsenal Miguel de Azcuénaga, donde funcionó el principal centro clandestino de detención y exterminio del NOA. “Estamos exigiendo la creación allí de un Sitio de Memoria y que sea declarado como lugar histórico nacional, a los efectos de su conservación y custodia”, sostuvo Marta Rondoletto, a Radio Prensa.

Vale recordar que en ese lugar se puso en funcionamiento entre 1976 y 1978 un espacio de concentración clandestina por el que pasaron miles de tucumanos y tucumanas, pero también al que fueron traídas personas de las vecinas provincias de Jujuy, Salta, Santiago, Catamarca y La Rioja. “Tucumán fue un centro neurálgico de la represión llevada adelante en el NOA”, aclaró Rondoletto.

“En el mismo predio de Arsenales, a partir de las investigaciones impulsadas por los familiares de desaparecidos y las organizaciones de derechos humanos, se encontraron 5 fosas comunes, que fueron usadas para la inhumación de los cuerpos de lxs compañerxs detenidxs desaparecidxs. Se recuperaron de allí restos óseos calcinados, y material asociado a la quema de cadáveres y se localizó una fosa con 13 cuerpos, que fueron identificados por el EAAF a partir de análisis de ADN. Las investigaciones periciales en ese lugar quedaron inconclusas por el desfinanciamiento del gobierno anterior a las investigaciones judiciales”, agrega la misiva que se difundió este jueves.

En este sentido, la referente de DD.HH. consideró que la instalación de una división del ejército en ese lugar obstruiría la continuidad de las investigaciones pendientes, además de que resultaría en una ofensa a la memoria de las personas que allí fueron torturadas y asesinadas. “No tenemos fijada una postura de si queremos que se instale o no el ejército en Tucumán, lo que no podemos permitir es que sea ese el lugar elegido. Si lo tienen que asentar, que sea en otro lado”, subrayó.

Por último, Rondoletto, remarcó que “Arsenales debe ser convertido en un sitio de memoria, que debe ser recuperado como un símbolo del compromiso ético del Estado argentino acorde a la lucha que desde el año 2003 –y hasta el 2015- se viene llevando adelante para demostrar la magnitud del genocidio en Tucumán. Este debe ser un espacio para la promoción de los derechos humanos y de la memoria sobre el pasado reciente”. “Tucumán y las provincias del NOA continuamos siendo una cuenta pendiente del Estado Nacional”, sentenció.

Be the first to comment on "La instalación del Ejército en el ex Arsenal no avanzará"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*