En el río Bermejo continúan los traslados ilegales: “están dispuesto a todo”

Nuevas imágenes se viralizaron mostrando cómo es el tránsito ilegal sobre las aguas del río Bermejo en la frontera con Bolivia sin importar los riesgos.

El juego del gato y el ratón continúa en la frontera Argentina-Bolivia entre gendarmería y bolseros clandestinos que arriesgan sus vidas sobre gomones para trasladarse de Aguas Blancas a El Bermejo.

La frontera internacional Aguas Blancas – Bermejo está ubicada en el norte de la provincia de Salta, en la frontera con el Estado Plurinacional de Bolivia. El puente internacional sobre la RN 50 comunica las localidades de Aguas Blancas, departamento de Orán, en Argentina, con la localidad de Bermejo, departamento de Tarija, en Bolivia, pero el tránsito no es por ahí. Los gomones sobre las aguas del río no cesan aunque hace pocos días se vivió una tragedia con víctimas fatales y desaparecidos. El tránsito ilegal de personas continúa pase a las pérdidas.

La actividad de los gomones es ilegal en la Argentina y también lo es en Bolivia. Sin embargo los controles son más benévolos en el país vecino. Según relata el portan nacional TN, “están organizados, se hicieron fuertes en ambas orillas y están dispuestos a todo para defender su única fuente de trabajo”.

Los números son escalofriantes, se estima que 4 mil personas por día se aventuran al río revuelto y se arriesgan a perder la mercadería en manos de los uniformados, en el mejor de los casos, porque el riesgo es aún mayor; se arriesgan a perder sus vidas.

El 3 de marzo, una rama pinchó la cubierta de una las embarcaciones artesanales. El relato de las personas que lograron salvarse invadieron las redes sociales. De ese fatídico acontecimiento dos personas murieron y hay aún desaparecidos, entre ellos, niños.

Entre la ciudad salteña y Bermejo (del lado boliviano) existe una forma de trasporte legal: “Los chalaneros”. Así se denomina a los balseros que embarcan en Puerto Chalanas, a los pies de Aguas Blancas. Tienen nacionalidad argentina y cuentan con permiso del Ministerio de Transporte de la Nación y personería jurídica. Sus pasajeros pasan su mercadería por la Aduana, ubicada a pocos metros de la costa, y que funciona con un régimen de importación de frontera simplificado, una medida implementada por el Gobierno de Mauricio Macri, para desalentar el contrabando en la zona.

En cambio, los gomoneros, son ciudadanos bolivianos que trabajan de manera clandestina. Evitan, por lo tanto, los controles de Gendarmería. Usan para tal fin “campanas” que avisan a los balseros sobre la presencia de los vehículos de la fuerza de seguridad, sean cuatriciclos, camionetas e, incluso, los autos particulares de los uniformados.

Be the first to comment on "En el río Bermejo continúan los traslados ilegales: “están dispuesto a todo”"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*