El Presidente invitó a los Policías que prostetaban en Olivos a conversar, pero se negaron al ofrecimiento

El ruido de las sirenas trastocó la tranquilidad de la quinta presidencial de Olivos. El presidente Alberto Fernández mandó a un grupo de colaboradores para hablar con los policías bonaerenses que se manifestaban en la puerta de la residencia oficial. El mensaje que les hizo llegar el Presidente fue claro: “Entren a conversar”, según confiaron fuentes oficiales, pero los efectivos lo rechazaron.

Cerca de las 17, el que salió por segunda vez a invitar a los uniformados a charlar fue el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, junto al vocero presidencial, Juan Pablo Biondi. Sin embargo, la segunda invitación también fue rechazada.

“No vamos a entrar, que salga el gobernador y el presidente a hablar con nosotros en la vereda. Nosotros no rasguñamos, que salgan a hablar acá”, dijeron los uniformados en la entrada de la residencia presidencial.

Al mediodía y tras la primera invitación rechazada, cuando llegó a Quilmes, enojado por la falta de cooperación y la negativa para abrir el diálogo, el Presidente los había acusado de “esconderse” en los patrulleros. “Eso no se resuelve escondidos en patrulleros y tocando sirenas, eso se resuelve hablando frontalmente”, lanzó el jefe del Estado.

El reclamo salarial de policías bonaerenses se agravó ayer, pese al anticipó de que se formalizará un incremento salarial que hizo el gobierno de Axel Kicillof. La respuesta ante esa presentación fue más protestas: los policías se movilizaron en la gran mayoría de los municipios del conurbano. Y hoy, por la mañana, decenas de patrulleros rodearon la quinta presidencial de Olivos en reclamo por mejoras salariales y condiciones de trabajo.

En el tercer día de protestas, el ministro de Seguridad, Sergio Berni, recibe esta mañana, en sus oficinas del comando, en Puente 12, La Matanza, a representantes de las distintas jefaturas departamentales con el fin de encontrar un punto de acuerdo que permita desactivar las manifestaciones y regularizar el servicio de policía en la provincia de Buenos Aires.

El gobierno de Axel Kicillof ofrece una mejora salarial del 30 por ciento. Los policías de calle exigen un incremento del 56% para el subescalafón comando y el subescalafón general, en el haber líquido. Exigen además un 64% de aumento para el subescalafón administrativo, técnico y profesional.

Be the first to comment on "El Presidente invitó a los Policías que prostetaban en Olivos a conversar, pero se negaron al ofrecimiento"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*