Cambio climático: El Ártico registró un récord histórico de temperatura de unos 38 grados en junio del 2020

Así lo reconoce la Organización Meteorológica Mundial (OMM), agencia de la ONU especializada en el tiempo, el clima y el agua. Durante gran parte del verano del año pasado, las temperaturas medias en la Siberia ártica superaron en hasta 10°C los valores normales.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM), agencia de la ONU especializada en el tiempo, el clima y el agua, reconoció este martes como nuevo récord de temperatura en el Ártico los 38°C registrados en la localidad rusa de Verkhoyansk el 20 de junio de 2020. Ese valor, más propio del Mediterráneo, se midió en una estación de observación meteorológica en el marco de una excepcional y prolongada ola de calor siberiana.

Durante gran parte del verano del año pasado, las temperaturas medias en la Siberia ártica superaron en hasta 10°C los valores normales y ello alimentó incendios devastadores, provocó la pérdida masiva de hielo marino y fue decisivo para que 2020 fuera uno de los tres años más cálidos jamás registrados.

«Este nuevo récord de temperatura en el Ártico forma parte de una serie de observaciones comunicadas al Archivo de Fenómenos Meteorológicos y Climáticos Extremos de la OMM que constituyen un mensaje de alarma con respecto a nuestro clima cambiante.

En 2020 también se registró un nuevo récord de temperatura (18,3°C) en el continente antártico», apuntó Petteri Taalas, secretario general de la OMM.

Taalas indicó que los investigadores de la OMM están tratando de verificar las lecturas de temperatura de 54,4°C registradas tanto en 2020 como en 2021 en el lugar más caluroso del planeta, el valle de la Muerte en California (Estados Unidos), y hacen lo propio con un nuevo récord de temperatura europeo de 48,8°C notificado este verano en la isla italiana de Sicilia. «El Archivo de la OMM de Fenómenos Meteorológicos y Climáticos Extremos nunca antes había tenido tantas investigaciones abiertas al mismo tiempo», recalcó.

Región sensible

El Ártico es una de las regiones de todo el mundo donde el aumento de las temperaturas es más rápido, dado que la tasa de calentamiento es más del doble que la media mundial. A raíz de las temperaturas extremas y el cambio climático en curso, un grupo de expertos de la OMM decidió añadir al Archivo de Fenómenos Meteorológicos y Climáticos Extremos una nueva categoría climática: la temperatura más alta registrada en el círculo polar ártico o al norte de esa línea, situada en el paralelo 66,5° N.

En el Archivo de Fenómenos Meteorológicos y Climáticos Extremos se recogen valores sin precedentes a escala mundial, como las temperaturas más alta y más baja, los acumulados de precipitación más importantes, el granizo más pesado, el período de sequía más prolongado, la ráfaga de viento más intensa, el relámpago de mayor duración o la mortalidad más elevada causada por un fenómeno meteorológico.

Las dos regiones polares ahora están representadas en el Archivo gracias a la creación de esta nueva categoría. Desde 2007, la OMM elabora una lista de temperaturas extremas observadas en la región antártica (regiones polares situadas en el paralelo 60° S o al sur de esa línea, correspondientes a las zonas terrestres y las plataformas de hielo incluidas en el Tratado Antártico).

Be the first to comment on "Cambio climático: El Ártico registró un récord histórico de temperatura de unos 38 grados en junio del 2020"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*